La Vía Verde del ferrocarril

Río Alberche

En las cercanías de Aldea del Fresno está la presa de Picadas. La ruta comienza al cruzar el dique que represa las aguas del Alberche, remontando el río por su margen izquierda a lo largo de una antigua vía de tren que nunca llegó a funcionar. En esta parte del recorrido casi llana se transita por la garganta del Alberche, entre un monte mediterráneo muy bien conservado, labrada en los materiales cristalinos de la zona y propicia para la observación de la avifauna del área.

AlbercheLa Vía Verde del río Alberche

Tipo de ruta: No circular.
Dificultad: Baja.
Longitud: 16 kilómetros.
Duración aproximada: 4 horas.
Desnivel: 520 – 700 metros.

Ruta no circular, por la vía de tren desmantelada que unía la presa de Picadas y San Martín de Valdeiglesias. Vía Verde de RENFE. Ideal para hacerla en BTT. La ruta discurre por la ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) del Alberche – Cofio. Tel. de Información Juvenil de San Martín de Valdeiglesias: 91 861 24 20. Recomendada para cualquier época del año. Hay que llevar agua.

El embalse de Picadas es un buen lugar para disfrutar de un día de campo con la familia o para practicar tu deporte favorito.

Al poco de empezar, uno de los túneles que tiene esta parte del recorrido tiene un derrumbamiento que impide su paso, y hay que esquivarlo y pasar por el lateral por una pequeña senda que se ha hecho. Tras pasar varios puentes que salvan todos los arroyos que provienen de la parte derecha del camino, sale una pista a mano derecha también que remonta en prolongada cuesta hasta el pueblo de Navas del Rey. Al poco, el camino nos obliga a cruzar el río por un puente que da unas vistas impresionantes a la Vía. (5 km y 1 hora y 30 minutos), y se empieza ahora a remontar ahora por su orilla derecha.

Picadas ruta verde

Foto: https://campervanderuta.com/via-abandonada-del-embalse-de-picadas-madrid

La garganta se abandona al llegar a las proximidades del embalse de San Juan, donde llegamos al área recreativa de Picadas, con su muelle de piraguas y el acceso fácil hasta la M-501.

Esta ruta discurre por la vía abandonada de un ferrocaril de vía estrecha que nunca llegó a funcionar.

Se cruza la carretera M-501 a la altura del km 48 (8 km y 2 horas). Si se hace andando se continua de frente, si se hace en bicicleta, hay que continuar hacia la izquierda unos 500 metros por la carretera y tomar el camino asfaltado que parte a la derecha y que desemboca en la Vía otra vez. El camino discurre ahora en dirección oeste hacia San Martín de Valdeiglesias. Se deja a la derecha el poblado de San Juan y a la izquierda el convento de Bernardos de Pelayos del siglo XIII, llegando a Pelayos de la Presa a la altura del antiguo apeadero (10 km y 2 horas y 30 minutos). El camino se hace de asfalto al llegar a los chalets, luego se convierte en calle, denominada Avenida de la Vía, para más al oeste, tras dejar los últimos chalets de Pelayos, volverse a convertir en camino rural.

Se continua la ruta en ligerísima subida por un camino sin pérdida dejando a la derecha la sierra de San Juan, de la cual provienen los bolos graníticos que aparecen a los lados de la Vía, entre pinares de pino piñonero tan característicos de la zona, matorral mediterráneo y campos de viñedo y labor hasta que se accede a la casa de la Cultura y Juventud de San Martín, antigua estación ferroviaria (16 km y 4 horas).

A partir de ahí se puede continuar por el camino de la Vía unos 6 kilómetros más hasta la carretera de Cadalso de los Vidrios.

Fuente: http://www.madrid.org/

Descubre la zona y disfruta de un día diferente en contacto con la naturaleza

Danos tu voto
Comparte con tus amigos